CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

domingo, 15 de noviembre de 2009

HEITOR VILLA-LOBOS 3

  • El Sexteto místico. Marcado por una tentativa original en el campo de la instrumentación. Escrito en 1917 combina por primetra vez flauta, oboe y saxo alto, por una parte, con guitarra, arpa y celesta, por otra, Presenta el espíritu de los Chôros, la partitura es aún bastante simple, pero su instrumentación peculiar encontrará prolongación en el
  • Cuarteto para arpa, celesta, flauta y saxofón alto con voces femeninas (1921). Más equilibrado que el Sexteto, esta partituta es reveladora de las preocupaciones tímbricas propias de Villa-Lobos: en el segundo y tercer movimientos (Andantino, Allegro deciso), se añaden voces femeninas que canta a boca cerrada. También se denomia Cuarteto simbólico. la obra adopta el principio cíclico, relacionada con la música francesa y en especial con las Sirenas, tercero de los Nocturnos de Debussy, tanto por el tratamiento de las voces como por el sentido del color que caracteriza a la Sonata para flauta, viola y arpa del mismo maestro.
  • El Nonetto, compuesto en 1923, poco antes de la partida del compositor hacia Europa, es más característico aún de la influencia de la música francesa, asociada a un color típicamente sudamericano. Escrito para flauta, oboe, clarinete, saxo alto (y barítono), fagot, arpa, piano y celesta, más un conjunto impresionante de percusiones (33 instrumentos, cerca de un tercio de los cuales son típicos brasileños), al que viene a añadirse un coro mixto. El Nonetto, en la frontera de la música orquestal, trata de proponer en único movimiento una "impresión rápida de todo Brasil". La partitura anuncia la escritura de los Chôros, que toman de esta obra deliberadamente híbrida algunas de sus ideas más originales.